viernes, abril 14, 2017

Esas noches

Esas en las que sabes que todo acabará mal. Llorando, tal vez furiosa, exhausta de fingir indiferencia.
Esas, en las que las palabras se encadenan a los brazos hasta impedir el vuelo, y atenazada te encoges esperando que escampe para salir al mundo.
Esas, que se vuelven tibias antes de tiempo, o esas en las que el dolor lo funde todo en negro y la música ensordece de golpe.
Esas noches que nunca fueron eternas pero siempre estarán ahí.

miércoles, abril 05, 2017

Antes de que amanezca

Antes de que amanezca, deja las llaves en la mesa del recibidor. Golpea con tus pasos cansados y tristes la chirriante madera. Aléjate de la piel de esta casa que empieza a perder brillo, besa la ausencia de mi imagen en el espejo del baño. Añórame. Persigue mi recuerdo, la ropa que no está, el perfume que olvidé en aquel estante...
Antes de que amanezca, busca mis labios en tu almohada. Sueña conmigo, con mi forma de hablar, de sonreir, de besar.
Cuando subas la persiana mañana... tal vez esté junto a ti.

lunes, abril 03, 2017

Inspirada

Ventana entreabierta, labios mojados de ti.
Ojos que se escurren por la piel que en la alfombra se desmadeja, sal y vino golpeando los dedos que empiezan a besar mi sombra.
Tus huellas en mi cuerpo, tu cuerpo en las aristas de mi alma.
Tiemblo.

miércoles, noviembre 11, 2015

Pertenencia

Hoy, mis manos acarician sin arañar. Sin perderse en la furia ni en la ferocidad de mi alma. No hay laberintos, no hay invierno, ni hojas muertas y secas que crujan al caminar. Mis manos son tuyas, los dedos bailan en tu piel sin más pretensión que sacudir el mundo de hierros retorcidamente oxidados, de trozos de cristal ensangretados y de lágrimas tatuadas en pechos que nos hicieron gritar y despues huir.
Me has hecho tuya y ni siquiera te has dado cuenta. Tan diminuta y tan arrebatadoramente grande...

domingo, noviembre 01, 2015

Podría...

Podría odiarte. Lo necesito. Arrancarte las ganas de sonreír, como has hecho tu conmigo. Verter mi hiel en tu pecho. Arañarte con la angustia hiriente que has depositado en mis bolsillos.
Podría castigarte. Lo necesito. Clavarte mis dientes en la espalda, azotarte con palabras que te acaben enterrando junto a lo que alguna vez sentimos.
Y sin embargo, los dos sabemos que Itaca siempre vivirá para ti.

domingo, junio 14, 2015

Dulce espera

Te busqué durante mucho tiempo. Paseé mis ojos por las ventanas ajenas, mirando lo que me faltaba y faltando a lo que tenía. Pensé amarte en la cercanía de la distancia. Besé tus manos sin poder tocarte. Pronto vendrás a mi...

viernes, octubre 03, 2014

Hielo

Derritiéndome.
Tal vez, tus labios entreabiertos, besándome los hombros. Tal vez mi boca recitando un poema inconcluso por la mala costumbre de respirar. Tal vez mis dedos acariciándote el alma y tu alma dibujando espirales en el mar de mi vientre.
Y esas palabras que sólo tu y yo entendemos, caminándonos la vida...